Hoy te quiero contar más que datos técnicos un poco de mi experiencia personal con el acné y como he lidiado con este durante un tiempo

Ya soy adulta y mi acné no desaparece

Pues si ya soy adulta y aun tengo un problema de adolescente, ese fue mi pensamiento durante un tiempo, que me costo mucho superar, porque pensamos “Ah! Voy a crecer y esto se va a ir”

Durante un tiempo probe remedios naturales, productos de farmacia, incluso fue con el medico y hasta me dieron la opción de tomar farmacos para mejorar la salud y el aspecto de mi piel, pero el problema no mejoraba.

Y la pregunta del millón: ¿Por que rayos mi piel no mejora?
Lo he probado casi todo… desde remedios de las abuelitas hasta ir con el especialista en piel y NADA

Mis ovarios y yo

Pues me dirás: ¿Y que tienen tus ovarios de malo?

Te cuento: mis ovarios tenían una buena parte del problema jajajaja, benditos ovarios como le dije una vez a mi ginecologa… pero no nos adelantemos, quiero contarte lo que descubrí

Mi yo adolescente sufría mucho (siempre he amado el drama pero no era por eso) era por mis ciclos menstruales: dolorosos, estresantes, hemorrágicos y en fin todo lo fatal que puede tener un ciclo menstrual descontrolado, pero me decían “Tranquila, es normal”

El tiempo pasó y me hice adulta y ese pensamiento “Tranquila, es normal” pasó a ser mi pan de cada mes o de cada 45 días porque mi ciclo era TODO menos REGULAR. Y a todo esto mi piel se ponía roja, inflamada y claro ACNÉ POR AQUÍ Y ACNÉ POR ALLÁ…

Entonces llegamos al año 2018 un año increíble pero entre todo y todo un año muy desajustado hormonalmente hablando, mi ciclo menstrual se puso aún más loco y no hablemos de la menstruación me asustaba mucho porque llegué a ver hemorragias sumamente abundantes que pasaba semanas así

Hasta que le dije a una amiga mía médico que me recomendará a alguien pues bueno… allí comenzó el camino a la verdad… Recuerdo llegar a mi cita con la ginecologa, muerta del miedo pero decidida a saber qué pasaba conmigo ya había pasado por mucho y este paso no sería malo

“Cariño tu lo que tienes es un racimo de uvas en tus ovarios”

Mi ginecologa

Pues si nos topamos con mis ovarios LLENOS de quistes, parecían racimos de uvas (una forma de llamarlo) o una bolita llena de bolitas, la verdad no se como explicarlo y pues allí lo supe… Yo había visto muchas mujeres con esto en mi consulta y yo sabia que podia estar ligado a la salud de la piel, pero no imagine que me pasaria.

Comencé un tratamiento que aproximadamente duró 1 año, con increíbles resultados, de eso que hasta el humor me cambio… Pero el acné no se fue, y ahora te cuento porque

Mi acné no se va y mis ovarios están bien

Pues hasta aquí digamos “TODO BIEN” pero aún no se va el acné (Nota: tengo piel grasa y esta es más propensa a presentar acné sino hay un adecuado cuidado), claro faltaba mi alimentación, y mi cuidado facial (esta será otra historia) pero si mi “alimentación estaba bien”

“Vamos, no te engañes sabes que no anda bien y que podría estar mejor”

De mi para mi

Mi alimentación, el acné y yo

Pues si siendo nutricionista y con especialidad problemas cosméticos fue un poco más fácil hacer cambios como los siguientes:

  • Disminuir el consumo de azúcares simples: no significa que no comiera dulces o postres pero significa que ahora tomo decisiones más inteligentes basadas en la salud de mi cuerpo y sabiendo que las altas cantidades de azúcares simples en la piel incluso tienen efectos negativos sobre la salud del colágeno existente.
  • Por lo anterior: Priorizar alimentos de bajo índice glicémico es importante para salud de piel y disminuir picos glucémicos
  • Incluí más alimentos fuentes de Omega 3, esto por el gran beneficio de los ácidos grasos hacia la piel y en especial el poder desinflamatorio del omega 3
  • Suplementos de ZINC, Vit. A, C, B3, entre otros; muchos estudios relacionan la salud de la piel con estas micronutrientes y la verdad es que los resultados han sido visibles y palpables
  • Sigo consumiendo proteínas (vegetales y animales) ya que ayudan con el mejoramiento de la piel
  • Y mis frutas y verduras no me faltan nunca
  • Disminuir mi consumo de lácteos enteros, no hay estudios concluyentes respecto a los lácteos y el acné pero en mi caso lo he comprobado que cuando más los consumo más tienden a aparecer brotes de acné por ello los cambie por lácteos descremados SIN AZÚCAR AÑADIDA

Hay días en la actualidad en los que aún veo algún granito pero ahora se que es por mi ciclo menstrual porque aprendí a conocerlo o por estrés o por haber ingerido algún alimentos en especial

Este autoconocerme y autocuidarse, tomó tiempo no fue algo inmediato y siempre es importante contactar a los profesionales indicados y no dejar de un lado los signos o síntomas que por más leves que sean pueden estar indicando algo más grande.

Cuidar es importante pero cuidar de ti es algo valioso